La revuelta de las “banlieues” irrumpe a los 100 días de mandato de Hollande

Gara, 16 de agosto de 2012

Justo cuando François Hollande cumplía los cien días de gracia desde que asumiera la presidencia en El Elíseo, la zona norte de la ciudad de Amiens era escenario de unos enfrentamientos que remiten directamente a las ya cíclicas revueltas en las «banlieues» francesas.

Decenas de jóvenes y policías se enfrentaron en la madrugada de ayer en Amiens, norte del Estado francés, en lo que podría ser un repunte de la revuelta de las banlieues, o extrarradios franceses, que ha marcado los últimos veranos.

Este incidente tiene lugar tras un conato de enfrentamiento entre vecinos de la zona y la Policía, que arremetió con saña contra un automovilista al que acusó de conducir de forma temeraria. La intervención policial fue juzgada excesiva por los vecinos, que justo en ese momento y cerca del lugar celebraban el entierro de un joven muerto el jueves pasado en un accidente de moto.

El barrio de Amiens-Norte es una de las quince zonas más depauperadas y catalogadas como de «seguridad prioritaria» por el Gobierno. El alcalde de la ciudad, Gilles Demailly, recordó que «desde hacía meses venía reclamando más medios porque la tensión no hacía sino crecer en este barrio».

Siempre según la versión policial de la prefectura de la Somme, un centenar de jóvenes «atacaron en la noche del lunes a las Fuerzas del Orden, que habían llegado para asegurar el barrio tras los enfrentamientos del domingo». La Policía dio un parte de 16 agentes heridos «por perdigones, fuegos artificiales y lanzamiento de objetos». La misma fuente no ofreció dato alguno de heridos entre los jóvenes pese a que reconoció que la Policía utilizó gases lacrimógenos y pelotas de goma y, además de enviar refuerzos incluso de París, supervisó la represión desde un helicóptero.

El barrio de Amiens-Norte es escenario habitual de incidentes, «pero nunca hasta ahora de tamaña gravedad, con tres edificios públicos parcialmente destruidos», señaló la prefectura.

Las ventanas de un puesto de la Policía fueron destruidas y hubo desperfectos en una escuela maternal, un centro deportivo y un centro de ocio local. Una decena de coches fueron incendiados, además de más de medio centenar de contenedores.

«Inaceptable»

El presidente francés, François Hollande, quien cumplía ayer 100 días al frente del Gobierno, prometió que comprometerá «todos los medios del Estado para luchar contra la violencia», incluidos más agentes policiales. Hollande hizo estas declaraciones en el marco de su visita a Pierrefeu-du-Var (sureste) donde se reunió con la brigada a la que pertenecían dos agentes fallecidas en un tiroteo el pasado 17 de junio.

El ministro de Interior, Manuel Valls, tenía previsto llegar a media tarde de ayer a Amiens. De camino, insistió en que «la República y el Estado de derecho no pueden aceptar» estas violencias.

en el borde
La economía francesa tuvo un crecimiento nulo, por tercer trimestre consecutivo, entre abril y junio de este año, según el Instituto Nacional de Estadística (INSEE). Los datos son menos malos de lo esperado y contrastan con los del sur de Europa.

Un presidente «normal» en una situación excepcional
Pese a que Hollande ha comenzado a cumplir algunas de sus promesas electorales, el presidente «normal» debe convencer de que es el indicado en una situación de crisis global. Ha aumentado el impuesto a las grandes fortunas y a las grandes sucesiones y ha restaurado la jubilación a los 60 años para los asalariados que hubieran comenzado a trabajar a los 18 años, además de subir el salario mínimo y ciertas prestaciones sociales…

Pese a ello, y aunque su popularidad sigue rondando el 55%, varios estudios demoscópicos apuntan a una creciente insatisfacción por su gestión y a una desconfianza en la capacidad del Gobierno a la hora de gestionar la crisis.

Y no es fácil el regreso que le espera a Hollande. Sobre la mesa, deberá concretar el incremento de los tramos del IRPF a los grandes ingresos y tendrá que convencer a su mayoría parlamentaria para que ratifique el tratado de estabilidad presupuestaria de la UE.

Sin olvidar los presupuestos para 2013 en un momento en el que los datos económicos no son buenos: paro del 10% y un estancamiento del producto interior bruto que anuncia una entrada en recesión en otoño.

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: