La espuma de estos días

Gustavo Soto Santiesteban [i]

A la búsqueda del paradigma alternativo

Los movimientos altermundialistas –hasta hace poco antiglobalización- cuyo principal momento de articulación es el Foro Social Mundial –desde Porto Alegre el 2001- han difundido un largo menú de temáticas sociales, económicas, ambientales, espirituales y políticas.

El Buen Vivir/Vivir Bien, expresiones que han entrado en las Constituciones de Ecuador y Bolivia, han despertado una gran expectativa en el movimiento altermundialista y han devenido ya un l ogo que sintetizaría algo parecido a un Proyecto Alternativo Civilizatorio, que pueda ofrecerse como una paradigma de comprensión y de resolución de problemas que no han podido ser resueltos por el pensamiento único neoliberal, ni más profundamente, con la modernidad Industrializadora (capitalista y del socialismo real).

“China o Sumaj Kuasay” [ii] esgrimido como slogan por Boaventura da Souza, expresa bien el alcance de tanto de su campo semántico como de su postulación programática.

En Bolivia y Ecuador está escrito que el modelo económico a seguir es el Sumak Kawsay, que es otra concepción, ni siquiera de “desarrollo” pues ya hay que inventar un nuevo concepto. Por ello, debemos decidir o China, porque si ellos no gastan, la economía mundial capitalista se hunde, o Sumak Kawsay (Buen Vivir). Para eso debe lograrse una revolución interna y unirnos. La economía solidaria está en su rincón, los indígenas, los ecológicos, las mujeres, y lo que se necesita es una alianza entre movimientos sociales, aunque hablemos lenguajes diferentes. Hay que intentar una traducción intercultural en torno a una plataforma de acción.

Ahora bien, el laboratorio del Suma Qamaña está en Bolivia, desde hace ya varios años [iii] y recientemente se han realizado varios eventos destinados a discernir y /o difundir el contenido de esas expresiones: uno en Cochabamba en el marco de la Asamblea Anual de la CLACSO, el otro en La Paz. [iv] Justamente porque comparto el inexcusable deber de la construcción de un horizonte propositivo alternativo al estado de cosas actual, creo necesario participar críticamente de esta discusión fundamental y por ello me propongo revisar los puntos esenciales tanto de la obra que mi amigo Javier Medina [v] ha dedicado al tema, cuanto los diez mandamientos del presidente Morales Ayma; y, en la medida en que esta provocación rebasa un espacio especulativo, me propongo considerar algunos de los conceptos discutidos respecto al Programa de Gobierno del MAS-IPSP 2010-2015.

El demonio de la analogía

En toda la obra de Medina (passim) existe una profusa utilización de las denominadas ciencias de punta de occidente -básicamente de las lecturas filosóficas divulgativas de la teoría cuántica y de las ciencias de la complejidad (Morin)- con el objetivo retórico implícito de valorar la civilización amerindia para sus supuestos lectores-modelo [vi] , los permanentemente interpelados: autoridades, intelectuales oficiales, ongs, iglesia, cooperación internacional que nunca se dieron por aludidos.

Ambas armazones argumentativas atraviesan su obra, que refleja preocupaciones acerca del acontecer boliviano: desde los debates de fines de los 90, pasando por la participación popular y el municipalismo -por si lo hayamos olvidado, sistémicos al modelo neoliberal de reformas del estado- hasta el acompañamiento del actual proceso político. Se podría decir que esa andadura argumentativa es indiferente al período y al objeto –sea neoliberal o tiempo del pachakuti-; tal vez porque señala continuidades profundas (i.e. de la descentralización a la diarquía, pasando por el municipio indígena). Veamos esto con un par de citas, entre muchísimas otras posibles:

Así pues en el entorno cuántico, la dualidad onda/partícula y el diálogo creativo entre el potencial cuántico y las circunstancias experimentales, nos demuestran que siempre hay más en la realidad de lo que se puede experimentar o expresar en cualquier momento. Una mayor sensibilidad al potencial latente de las situaciones, asumida como un paradigma social más amplio, puede estimularnos a pensar sobre las cosas no sólo como son , ahora, en el paradigma newtoniano, sino a dónde están yendo, que pueden llegar a ser (Medina, 2006, 81)

Así, pues, al tratar la realidad cuántica los físicos aconsejan considerar toda la situación. No se puede, como en el sistema mecanicista, aislar partes de la realidad y analizarlas independientemente. Tampoco es posible (y he aquí la herejía cuántica en todo su esplendor) aislarnos nosotros mismos de la situación. En el contexto cuántico el observador es parte de la totalidad; es más, juega un papel crucial en la provocación de la situación que observa. Su presencia y su expectativa interactúa y altera lo que ve. No otra cosa, por cierto, sucede en un ritual chamánico o en una mesa ritual andina. (Medina, 2009)

Un obvio reparo epistemológico es el de la ausencia de justificación –que no sea una mera yuxtaposición de la abundante literatura new age- para el uso de conceptos físico-matemáticos pensados para una escala sub-atómica y luego nomás aplicados a la sociedad y la historia. Este rasgo es común a buena parte de la literatura posmoderna, que en general incurre en lo que observan Sokal y Bricqmont [vii]: uso analógico y metafórico de conceptos precisos; retórica basada en el prestigio y el aura de la ciencia para dar validez a observaciones sobre otros temas, exteriores a la problemática técnica stricto sensu. Así por ejemplo, en la física contemporánea, un conjunto de observadores significa un sistema de coordenadas. Las más de las veces dichos observadores son una ficción pedagógica, y no tienen por qué ser necesariamente humanos: un sistema de referencia se puede construir íntegramente con máquinas físicas o lógicas. Como dice Henry Atlán [viii] comentando a Morin:

Cada vez que, en las ciencias de la naturaleza, se tiene presente la función y la posición del observador (y esto ha empezado, por lo menos explícitamente, con la mecánica cuántica), no se trata de ningún modo de la subjetividad del individuo sino de un ser teórico (el físico ideal), que no es más que una forma abreviada de designar el conjunto de operaciones de mediciones y operaciones posibles que se dan en el ejercicio de una disciplina científica, teniendo en cuenta además el cuerpo de conocimientos que caracterizan a esta disciplina en un momento dado. El deslizamiento del papel de este observador físico ideal al de la subjetividad y de la conciencia del individuo constituye una de las principales fuentes de malentendidos y de confusiones ya en las desviaciones espiritualistas de la mecánica cuántica y, también, claro está, en las de las nuevas teorías del orden y de la complejidad (Atlan 1991: 135).

Esa falta de pertinencia en la escala y el recurso –comtiano positivista si los hay- a cuadros de oposiciones generales que proveen una visión panorámica , son parte de esta estrategia retórica, pro-indigena, [ix]tal el ejemplo que sigue:

Occidente                                      Oriente (Indianidad)

Unidad                                            Paridad

Individualismo                             Comunitarismo

Fijación en el Padre: Ley           Fijación en la Madre: Naturaleza

Ser (estático, abstracto)            Devenir (cíclico, concreto)

Antropomórfico                            Cosmomórfico

Ética individual                             Moral cósmica

Homo faber                                   Homo mayeuticus

Monoteísmo                                  Animismo

Tempo-céntrico:                           Espacio-céntrico:

historia,progreso, desarrollo    Suma Qamaña

Un esquema generalizador y disyuntivo como el del cuadro anterior dista ser un caso adecuado de pensamiento complejo; es, como lo dice el autor, un mapa y no el territorio que obviamente implica un largo continuum de especímenes entre los polos de cada contradicción. Una consecuencia central de las lecturas especulativas de la mecánica cuántica es la condena de los principios de identidad y no contradicción como atributos exclusivos e intrínsecos de la filosofía y de ciencia occidentales. Como dice Reynoso [x]

Esos dos principios se manifiestan en las lógicas orientales clásicas desde quinientos años antes de Cristo y están en la base de una arquitectura de razonamiento que la antropología cognitiva contemporánea se inclina prudentemente a considerar universal, (…) tales las Escuelas Anviksiki, Vaise sika y Nyaya, al catus koti o tetralemma de Nag arjuna, al saptabanghi y a los naya de la lógica jaina, así como a las diversas lógicas chinas (mohista) e islámicas (mu’tazilah).

Roman Jakobson, en su clásico ensayo, acerca de las funciones del lenguaje [xi] –para destacar la especificidad de la función poética- nos enseñó a distinguir seis funciones o usos que se encuentran en toda enunciación: la función emotiva que subraya la posición del enunciador, la función interpelativa que promueve adhesión del enunciatario, la función referencial que apunta a algún tipo de realidad verificable, la función fática que establece y consolida el vinculo entre los dialogantes y la función metalingüística que explicita el código mediante la definición de unas palabras con ayuda de otras; y finalmente la función poética que logra que se evidencie la naturaleza lúdica, estética y constructiva del lenguaje. Ante todo texto debemos preguntarnos cual es la función que organiza su estrategia discursiva. Está claro que no estamos ante una obra de ficción – ante la cual debemos suspender toda demanda referencial o empírica- sino ante ensayos que apuntan a describir y hacer visibles y enunciables (funciones referencial y metalingüística) aspectos de la realidad ignorados por el paradigma dominante. Sin embargo, la base empírica de las generalidades propuestas se encuentra ausente con mucha frecuencia; por ejemplo el tratamiento recurrente (passim) del famoso 62% de autoidentificación indígena del Censo 2001, usado para sugerir la existencia de una ´masa crítica’, cuyas prácticas –suma qamaña- se inscribirían en la matriz indígena, en el lado derecho del cuadro. Sin embargo en un texto reciente [xii], Medina admite que:

El suma qamaña, – definido en aquella matriz- por ejemplo no podría ser objeto de mediciones ni de indicadores cuantitativos, pues el modelo del Suma Qamaña o Vivir Bien es un modelo de tipo cuántico, en la medida que brota del encuentro de polaridades antagonistas: tinku. Corresponde al efecto T de Lupasco. No es objetivo, no es medible; es relacional, probabilista, relativístico. Corresponde al nuevo paradigma de la ciencia.(…) El Suma Qamaña sólo se puede implementar en el ayllu, es decir, en un modelo político cosmobiológico no occidental. Pero para ello, el ayllu debe volver a poner en valor y funcionamiento su propio sistema político, jurídico, administrativo, etcétera. (…) Esto, políticamente, sólo es posible bajo la forma Diarquía: la complementariedad de Urin y Aran. Esa Bolivia está todavía en el Manqhapacha.

El suma qamaña, implicaría todos los siguientes sentidos manifiestos en la convivencia comunitaria: “crecemos en conviviencia animales, personas y cultivos”; “esa compartición es festiva”; El Ayllu mantiene y cuida sus Jakañas (lugares donde se desarrolla la vida) en el contexto del Qamaña (lugar ontológico del bienestar) en el espacio de la Pachamama (la biósfera o ecósfera); el ayllu es una célula estatal; Articular y unir las saraqas , (pisos ecológicos); (Medina, comentando a Torres, 2006, 44). Y, aún más profundamente: los ayllus de la sallqa –comunidad genésica no domesticada- de los w’aka –los ancestros- y de los jaqui –la comunidad de los seres humanos- interactúan en la chacra, el lugar de suma qamaña , y no en los espacios urbanos por ejemplo.

Estas definiciones configuran pues una perspectiva ecologista radical y espiritual distinta, y lógicamente incompatible con el desarrollo y la industrialización, que en Bolivia se llama, desde siempre, minería e hidrocarburos; industrias extractivas cuyos impactos ambientales contaminantes de la pachamama son irreversibles. ¿O será que con la lógica del tercero incluido devienen compatibles? Para visualizar la amplitud del problema sugiero revisar el Atlas de Contratos petroleros en tierras comunitarias de origen y municipios de Bolivia [xiii] una suerte de guía de eventuales conflictos entre el Occidente Moderno y la Indianidad, uno de ellos ya expresado en la reciente violación del derecho a la consulta libre, previa, informada y de buena fe de los indígenas de las TCO´s Lecos y Mosetenes por parte de PDVSA-YPFB o en la violación del derecho a la compensación en el caso de Repsol vs. Capitanía de Itika Guasu.

Los diez mandamientos

El presidente Evo Morales, es hoy en día la figura política más destacada en al ámbito internacional donde goza de un prestigio y aura alternativas innegables. Es, por ejemplo, el primer presidente en asumir como parte del ordenamiento jurídico nacional, la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas. El presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Miguel D’Escoto, otorgó al presidente Evo Morales una medalla y un pergamino, mediante los cuales se le declara como defensor mundial de La “Madre Tierra”. Esa distinción, según D’Escoto, se justificaría por “ la firme postura del Jefe de Estado boliviano en defensa del medio ambiente y la “Madre Tierra” (Pachamama), con propuestas concretas que ha presentado en varios foros internacionales”. “Evo nos ha enseñado que la tierra es nuestra madre y no mercancía”. “Morales fue el que más ayudó a que Naciones Unidas declarará el Día mundial de la madre tierra, con sus mensajes conmovió muchísimo a la ONU y ha tenido un gran impacto este mensaje que nos ha traído de que nosotros necesitamos de la tierra y ella necesita de nosotros y no debemos tratarla como mercancía “. [xiv]

Evo Morales, aparece como el emisor más creíble de la defensa de los Derechos de la Naturaleza y el Vivir Bien, como respuesta a la crisis global [xv]. En un documento producido por un grupo de pensadores de la Cancillería, luego de la enumeración de los tópicos del alegato anti capitalista y desarrollista, se glosan los diez mandamientos propuestos por Evo Morales [xvi]. Veamos.

Primero, si queremos salvar al planeta tierra para salvar la vida y a la humanidad, estamos en la obligación acabar con el sistema capitalista, sino acabamos con el sistema capitalista, es imposible de pensar que va a haber igualdad, que va a haber justicia en este planeta tierra, que los graves efectos de cambio climático no son producto de los seres humanos en general, sino es del sistema capitalista vigente, inhumano, con su desarrollo industrial ilimitado.(…)

Segundo: renunciar a la guerra. Quiero decirles, que después de hacer unas profundas reflexiones en mi país mediante una nueva Constitución Política del Estado boliviano que hay que someterla a una consulta del pueblo, pues planteamos renunciar a la guerra.(…)

Tercera propuesta para el debate: un mundo sin imperialismo ni colonialismo. Es importante las relaciones bilaterales, relaciones multilaterales, somos de la cultura del diálogo, de convivencia social, pero estas relaciones no deben tomarse en cuenta como una dependencia, como un sometimiento de un país a otro. (…)

El cuarto punto está orientado a un tema, el tema del agua, el agua como un derecho humano y de todos los seres vivientes de este planeta, ustedes saben, que una hermana me decía, hasta sin luz podemos vivir, sin foco, sin energía podemos vivir, pero no podemos vivir sin agua, por lo tanto, el agua es vida.(…)

Quiero decirles además de eso, como un quinto punto: desarrollo de energías limpias y amigables con la naturaleza, acabar con el derroche de energía. En 100 años estamos acabando con la energía fósil creada durante millones de años.(…)

Como sexto punto: el respeto a la Madre Tierra. Yo creo allí, repito nuevamente, ningún sector, ningún experto, ningún especialista puede debatir con los dirigentes indígenas sobre el respeto a la Madre Tierra.

Pero, cómo influir desde el movimiento indígena a otros sectores sociales, sean urbanos, sean rurales, cómo influir por ejemplo en las llamadas instituciones colegiadas para que puedan entender que la tierra es nuestra madre, y compartimos muchas veces, hermanas y hermanos, con ustedes. Yo también he aprendido de muchos hermanos indígenas de Latinoamérica, de Sudamérica. Por ejemplo, ¿quién podría privatizar o alquilar, fletar a su madre? Por eso, la tierra no puede ser entendida como una mercancía. Lamentablemente, el sistema capitalista nos trae y convierte, espero no equivocarme, a la Madre Tierra como una materia prima, por tanto como una mercancía, y cambiar esa mentalidad siento que va a costar.(…)

Como octavo punto, consumir lo necesario, priorizar lo que producimos y consumimos localmente, acabar con el consumismo, el derroche y el lujo . No se puede entender que algunas familias sólo busquen lujos a cambio de que millones y millones no tengan posibilidades de vivir bien. Millones mueren de hambre cada año mientras millones de dólares se gastan para combatir la obesidad del otro polo de la sociedad(…)

Como penúltimo punto para el debate, noveno: promover la diversidad de culturas y economías. Somos tan diversos, aunque el movimiento indígena siempre excluida, estamos apostando a esa llamada unidad en la diversidad, un estado plurinacional donde todos están al interior de este estado plurinacional, blancos, morenos, negros, todas y todos.(…)

Hermanas y hermanos, para terminar, como décimo punto, lo que nos planteamos, que no es ninguna novedad, el Vivir Bien. Sólo tratamos de recuperar de la vivencia de nuestros antepasados, vivir bien, no vivir mejor a costa del otro, construir un socialismo comunitario en armonía con la Madre Tierra. Permanentemente se habla del socialismo, comparto perfectamente, pero siento que hay que mejorar ese socialismo. Socialismo no es solamente entender la defensa al hombre. Socialismo sobre todo es entender que es una obligación de los pueblos vivir en armonía con la Madre Tierra, respetar las formas de vivencia de la comunidad, de la colectividad. Están presentes aún todavía. El planteamiento del socialismo del siglo XXI debe mejorarse con la incorporación de la vivencia, de la experiencia de los pueblos indígenas del mundo que defienden fundamentalmente a la Madre Tierra.

Hermanas y hermanos, aquí hay dos caminos, o seguimos por el camino del capitalismo y la muerte, o avanzamos por el camino indígena de la armonía con la naturaleza y la vida, todo para salvar a la humanidad.

Las palabras y las cosas

Hemos buscado vanamente las huellas de aquella declaración principista – que muchos suscribimos completamente- en el programa electoral del MAS-IPSP, [xvii] donde si encontramos otro uso del Vivir bien como muletilla, que ignora deliberadamente el carácter contradictorio y antagónico entre los conceptos de desarrollo y suma qamaña.

La entrevista concedida por el Vicepresidente a Bolpress, [xviii] aclara nítidamente el sentido del proceso de cambio desde un marco conceptual marxista –bernsteiniano, digno del PIR en la década de los 40. [xix] Ahora bien, en el gran salto desarrollista del capitalismo andino-amazónico que nos ofrece el programa del MAS, se encuentran todos los proyectos de la Iniciativa de Integración Regional Suramericana, IIRSA. [xx]. La IIRSA, fue lanzada en el año 2000 en la Cumbre de presidentes de América del sur. Los principales financiadores de los proyectos IIRSA son: El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), La Corporación Andina de Fomento (CAF), El Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (FONPLATA),La Unión Europea (UE) y, sobretodo el Banco Nacional de Desarrollo del Brasil (BNDES),además de Gobiernos nacionales y locales.

La Iniciativa identifica 10 Ejes o Corredores de Desarrollo en Sudamérica, en los cuales se sitúan los principales megaproyectos. Los Corredores constituyen regiones particulares donde, el discurso público de sus promotores, propagandiza un supuesto “desarrollo de las poblaciones locales”, aunque los criterios utilizados por la tecnocracia de la IIRSA responden a una “visión de negocios”, coherente más bien con los intereses de las Corporaciones multinacionales. Por ello, los Ejes diseñan las rutas interoceánicas más adecuadas, no solamente, para el transporte de mercancías –tomando en cuenta que la mayor parte de los intercambios comerciales mundial y con una proyección creciente en los próximos años, se orienta hacia los mercados del Pacífico (Japón, China, India) – sino, sobre todo, para el acceso a regiones ricas en recursos naturales renovables y no renovables. Inevitablemente la apertura de rutas permite la entrada de empresas madereras, mineras e hidrocarburíferas, la especulación de tierras, la expansión de la frontera agrícola para la soya transgénica, y la destrucción del hábitat de los pueblos indígenas. En Bolivia, las intenciones geopolíticas de la IRSAA –brazo ingenieril de los procesos de integración de las naciones latinoamericanas a las fuerzas de la mundialización económica – se despliegan en todas sus potencialidades. Se trata no solamente del más agresivo proyecto globalizador capitalista, impulsado por el Brasil, potencia económica emergente, sino, además y sobre todo, de un proyecto colonizador de la Amazonia:

Yo no sé si la energía de esas plantas (Complejo del rio Madera del cual Cachuela Esperanza es un componente) será para Manaus, o si se tomará otra dirección, pero estoy totalmente seguro de que -4.8 mil km de vías acuáticas , 30 millones de hectáreas de tierras en Brasil, Perú y Bolivia abiertas a la producción- representan para la historia del continente en pequeña escala lo que fue la ocupación de viejo este norteamericano. Creo que tiene el significado de poner la modernidad sudamericana en la hinterland aun no ocupada. (Discurso de Carlos Lessa, presidente del BNDES, 2003) [xxi]

Pues bien, seis de esos ejes pasan por Bolivia. El Eje Perú-Brasil-Bolivia (18 proyectos, 11.600 millones $us destinados a Mejoramiento de carreteras, Construcción de represas, Complejo hidroeléctrico Madera, Carretera Bioceánica Brasil-Perú. Eje Interoceánico Central (44 Proyectos 3.300 millones de $us Carreteras Ferrocarriles Gasoductos Minería). Eje Capricornio (34 Proyectos , 2.000 millones $us, Prioridad Carreteras y ferrocarriles.) Eje Hidrovía Paraguay – Paraná (El Corredor Bioceánico Santa Cruz– Puerto Suárez, tiene relación con la Hidrovía a través del ferrocarril Motacusito Puerto Busch, vinculados a la explotación del Mutún.) Eje andino: (74 proyectos, 5.000 MM $us, transporte terrestre, cruces fronterizos, proyectos energéticos) Eje Andino del Sur que vincula con la Zona de Integración del Centro Oeste de América del Sur. ZICOSUR. está compuesta por la Argentina (provincias de Catamarca, Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán); Bolivia (La totalidad de los Departamentos del país); Brasil (Estados de Acre, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul y Rondonia); Chile (La I Región de Tarapacá, la II Región de Antofagasta y la Tercera Región de Atacama); Paraguay (La totalidad de los departamentos del País) y Perú (Los departamentos de Arequipa, Moquegua y Tacna) y tiene propósitos idénticos a la IIRSA: es un proyecto que agrupa a regiones que unen sus esfuerzos para desarrollar el comercio exterior con los mercados de la Cuenca del Pacífico . [xxii] Entre sus proyectos encontramos: la Construcción del Megapuerto de Mejillones- por donde se exportan minerales de San Cristobal,p.e.- El Gasoducto Norte, el camino internacional Tarija – Bermejo- Salta.

En la glosa de estos megaproyectos, insertos en el programa del MAS-IPSP, se pretende invisibilizar la realidad del mercado global, enfatizando, la integración boliviana interna minimizando los impactos ecológicos y sociales, cuando en realidad se trata, sobre todo de la integración de la economía brasilera al gran mercado del Pacífico, siendo Bolivia un país de tránsito. Veamos por ejemplo: REVOLUCIÓN VIAL PARA UN PAÍS INTEGRADO: CARRETERAS Y PUENTES

Sin embargo, todavía queda pendiente la integración de seis grandes corredores que conectarían a nuestro país con los océanos Atlántico y Pacífico convirtiéndonos en el núcleo de la vertebración sudamericana. La Gran Revolución Vial que propone nuestro Programa de Gobierno consiste, principalmente, en la conclusión de los siguientes proyectos:

7.1. Corredor I: Este – Oeste (Integra Bolivia, Brasil y Chile)

Une los Océanos Atlántico y el Pacífico. En Bolivia, el 70% del movimiento socio-económico fluye a través de este eje que une las principales ciudades del país: Tambo Quemado – Patacamaya – Cochabamba – Santa Cruz – Puerto Suáarez, con una longitud total de 1.603 Km. El potencial de transporte en el área de influencia en el sector Santa Cruz- Puerto Suárez es de 2 millones de toneladas métricas. Uno de los principales productos que se transporta por este corredor es la soya. Existen dos ramales que complementan a este corredor: i) Oruro – Pisiga, con una longitud de 280 Km y, ii) Santa Cruz – San Matías, con 703 Km-.Prácticamente se tiene concluido todo el este corredor, restando conectardos tramos para llegar a Puerto Suárez que son: Paraíso–El Tinto (125 Km) y El Tinto–San José (82 Km); ambos a la fecha se encuentran en construcción hasta 2010. Por otro lado, en el ramal que desemboca en Pisiga se encuentran dos tramos en construcción: Pisiga–Huachacalla (72 Km) y Ancaravi–Toledo (52 Km). Hasta fines de 2012, con toda certeza, lograremos ser el territorio integrador del continente sudamericano

7.2. Corredor II: Norte – Sur Enlaza el centro y sur de Bolivia, conectando con Argentina y Paraguay a través de la ruta Transchaco. Une grandes áreas de producción agropecuaria y gasífera del Sur oriente boliviano, integra a Trinidad – Santa Cruz – Yacuiba con 1.436 km y un ramal complementario es Boyuibe – Hito Villazón de 128 Km. A la fecha todo el corredor se encuentra en servicio del país.

7.3. Corredor III: Oeste – Norte Conecta grandes extensiones del norte de Brasil con Bolivia hacia los puertos del Pacífico, en Perú y Chile. En Bolivia, integra las zonas altiplánicas, subtropicales y tropicales, ricas en productos agrícolas y ganaderos. El tramo principal es Desaguadero – La Paz – Guayaramerín y tiene una longitud de 1.128 km, con tres ramales complementarios:

i) Yucumo – Trinidad, de 281 Km, ii) El Chorro – Porvenir – Cobija – Nereuda Extrema, de 446 Km,

iii) La Paz – Huarina – Ixiamas – Porvenir de 1.107 Km. El Tramo Riberalta – Guayaramerín de 86 Km está en construcción. El tramo Santa Bárbara –Quiquibey, de 184 km, está en fase de pavimentación.

7.4. Corredor IV: Oeste – Sur Enlaza el centro-oeste y sur de Bolivia. Se alimenta con el tráfico generado por el comercio exterior de Bolivia, con Argentina, desarrollando zonas deprimidas con potencial minero, hidrocarburífero, agrícola y pecuario. El tramo une a Desaguadero – La Paz – Oruro – Potosí – Tarija – Bermejo y recorre 1.217 Km con un ramal complementario Cuchu Ingenio – Villazón de 329 Km.

7.5. Corredor V: Central – Sur Enlaza el centro del sur de Bolivia, conectando con Paraguay, Argentina y Chile a través de la ruta de los Libertadores. Une grandes áreas de producción agropecuaria y gasífera del Sur oriente boliviano. Une Cañada Oruro (Hito BR 94) – Villamontes – Tarija – El Puente – Uyuni – Hito LX con una longitud de 137 km, el último tramo se construirá a partir de 2010. Y el tramo Hito BR 94 – Ibibobo – Palo Marcado de 72 Km está en construcción.

9. BOLIVIA, PAÍS CONECTADO AL ATLÁNTICO: HIDROVÍA EL MUTÚN – PUERTO

BUSCH Se trata de un proyecto que permitirá trasladar carga proveniente de la explotación de El Mutún y de la zona agroindustrial de toda la región del oriente para salir al exterior por el río Paraguay rumbo al océano Atlántico. Todo esto contando con los mecanismos adecuados de control y respeto al medioambiente, pues estamos hablando de una zona sensible, como es El Pantanal.

10.1. MEGAPROYECTOS PARA LA EXPORTACIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA

10.1.1. Proyecto Hidroeléctrico Cachuela Esperanza (BENI)

10.1.2. Proyecto Hidroeléctrico Rositas (RÍO GRANDE, SANTA CRUZ)

10.1.3. Proyecto Hidroeléctrico El Bala (Norte de LA PAZ)

A diferencia de los residuos políticos opositores al gobierno de Morales definitivamente incapaces de balbucear propuesta alguna, el MAS ofrece -en continuidad de su primera gestión- el programa de desarrollo y modernización más ambicioso que se haya propuesto en Bolivia. Se trata del núcleo enunciativo de la episteme NR [xxiii] con máscara indígena plurinacional, proceso que ya se veía venir (Soto 2005, 2007) [xxiv]. Anulada su independencia y subsumidos en el diagrama del poder, los “movimientos sociales” y el “movimiento indígena-originario-campesino” han aportado su bandera a este programa. Hablar entonces del Vivir Bien/ Suma Qamaña es apenas un saludo a la wiphala.

——————————————————————————–

[i] Semiólogo e Investigador del Centro de Estudios Aplicados a los Derechos Económicos, Sociales y Culturales – CEADESC, gsoto@ceadesc.org

[ii] Boaventura da Souza Santos, FEDAEPS, FSM Belem 2009 “Diversidades y cambios civilizatorios: ¿la utopía del siglo XXI?”

[iii] Grupo CADA, Papelpampa / La Paz , está compuesto por los pensadores aymaras Simón Yampara, Mario Torrez y Saúl Mamani. HISBOL que ha publicado los textos más importantes de los estudios andinos en Bolivia, y el blog RECIPROCIDAD donde puede consultarse los links y bibliografías; ambas iniciativas tienen en Javier Medina el animador principal.

[iv] 7/10/09 CEADESC-AGRUCO-CISO, XXIII ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA DEL CONSEJO LATINOAMERICANO DE CIENCIAS SOCIALES (CLACSO) “El Vivir Bien desde una perspectiva civilizatoria”, 3-5-/11/09 SEMINARIO INTERNACIONAL “El Vivir Bien: alternativa transformadora de desarrollo” organizado por el Ministerio de Planificación del Desarrollo.

[v] Repensar Bolivia, Hisbol, 1992; Del Alivio a la pobreza a desarrollo humano, HISBOL, 1994; Poderes locales, ,1997; ¿Qué Bolivia es posible y deseable?, PADER-UASB, 1999; Diálogo de sordos. Occidente y la Indianidad, CEBIAE, 2000; Repensar la pobreza en una sociedad no-occidental. MINHAC, 2000; Manifiesto Municipalista, G-DRU, 2001; La comprensión indígena de la buena vida, La comprensión guaraní de la buena vida, La vía municipal a la buena vida, GTZ-PADEP/FAM, 2002, Municipio indígena. La profundización de la descentralización en un estado multicultural. MINPP/GTS-PADEP, FAM, 2003; Diarquía, Garza Azul, 2006; Suma Qamaña. Por una convivialidad postindustrial, Garza Azul, 2006. Cosmovisión occidental y Caos-cosmo-con-vivencia indígena, Fundación Boliviana para la Democracia Multipartidaria, 2009

[vi] Umberto Eco: Lector in fabula. La cooperación interpretativa en el texto narrativo. Barcelona: Lumen, 1981.

[vii] Sokal, Alan y Jean Bricmont. Imposturas intelectuales. Barcelona, Paidós.1999

[viii] Henry Atlán, in Carlos Reynoso, “ Edgar Morin y la complejidad: Elementos para una crítica”

[ix] También Franz Tamayo recurrió a la Hélade de sus lecturas, para dignificar Tiwanaku.

[xi] JAKOBSON, Roman. Ensayos de lingüística general. Barcelona : Ariel, 1984.

[xii] Medina, comunicación personal, 0ctubre 2009.

[xiii] Atlas de Contratos petroleros en tierras comunitarias de origen y municipios de Bolivia, CEADESC con apoyo de OXFAMINTERNACIONAL & DIAKONIA, Ed.El País, Santa Cruz, 2008

[xiv] Cf. http://funsolon.civiblog.org/blog/

[xv] Cancillería, El vivir bien como respuesta a la crisis global, pdf

[xvi] Palabras del presidente de la república, Evo Morales Ayma, en el Foro permanente para las cuestiones indígenas en las Naciones Unidas (21 de abril de 2008), abi.bo

[xvii] MAS-IPSP Bolivia líder: programa del gobierno 2010-1015, http://www.cne.org.bo

[xviii] Sokal, Alan y Jean Bricmont. 1999. Imposturas intelectuales . Barcelona, Paidós.

[xix] Álvaro García Linera: “El capitalismo andino es un paso intermedio para imaginar el socialismo. Bolpress 5/10/2009 Ver también Cambio 23/09/2009 “ Amazonia se constituye en eje del desarrollo de Bolivia”.

[xx] Integración suramericana, H. Laats, Croos Cultural Bridges- CEADESC, 2009

[xxi] Ibid, 44

[xxii] http//zicosur.org

[xxiii] Cf. Antezana L.H, in DECURSOS 15,16 , número especial de la Revista del CESU dedicado al tema.

[xxiv] Gustavo Soto S. “La máscara indígena del NR” Opinión 24/08/2005 y “La máscara indígena del NR, 2” Revista Libertaria 1, 2007

Anúncios

Uma resposta

  1. […] Gustavo S. 2010. “La espuma de estos días,” April 21, 2010, available at https://outrapolitica.wordpress.com/2010/04/21/la-espuma-de-estos-dias […]

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: